Es sabido que el principio de Arquimedes surgió en un momento de máxima relajación mientras se daba un plácido baño.
Son nuestras neuronas las que se ponen en marcha para comenzar el proceso creativo.
Hay quién dice que mientras duerme y sueña le llega la inspiración, otros aseguran encontrar la solución a sus problemas, justo antes de encontrar el sueño. A veces surgen por necesidad, otras de forma espontánea o en un intento de mejorar algo que ya existe.

Steven Johnson en su libro “LAS BUENAS IDEAS» responde a todas las preguntas que nos hacemos.¿De donde surgen y provienen?

Aunque pensamos que pueden ser fruto de la casualidad, detrás hay algo más. Las ideas tardan un tiempo en madurar y evolucionar, a veces años. Nunca aparecen en momento de estrés sino de relax, son fruto de un conocimiento anterior, de una experiencia o un intento de mejorar algo que ya existe.
El problema es quedarse en eso, en idea, sin ponerla en práctica y no exponerla a quienes con sus opiniones y críticas nos abren los ojos y sin darnos cuenta nos ayudan a encontrar la solución.que estábamos buscando.

De las inteligencias múltiples, la mayoría desarrollamos bien, dos o tres. En nuestro sistema educativo se da prioridad al desarrollo de la inteligencia matemática y lingüística, olvidando que hay personas con otras capacidades, es el caso de los que tienen inteligencia creativa, desarrollada en algunos de forma natural. En mi opinión es primordial que nuestro sistema educativo tenga en cuenta las necesidades de todos, ayudando a mejorar y potenciar en la education primaria el desarrollo de este tipo de inteligencias.

Las personas creativas se caracterizan porque son perceptivos, intuitivos, entusiastas, confían en si mismo, son inconformistas, persuasivos, curiosos, tenaces, muy imaginativos y cuando tienen una idea no la abandonan hasta concluirla. Gracias a ellos y a la necesidad de hacer cosas en un constante cambio y renovación, el mundo evoluciona.

Carmen Pinto